ITE – ICE

¿Qué es la ITE?

En el ámbito de la construcción, ITE son las siglas de Inspección Técnica del Edificio. Esta inspección, periódica obligatoria, debe ser realizada por un técnico competente que tras realizar una inspección visual del edificio redactará el informe ITE.

A través de este informe, los propietarios y la Administración conocen el estado en el que se encuentran los edificios, garantizando que se encuentren en unas condiciones adecuadas de seguridad constructiva y salubridad para evitar que se produzcan daños materiales o personales.

¿Quién debe encargar el  ITE?

La obligación de conservar y rehabilitar los edificios recae sobre los propietarios, de manera que siempre estén en buenas condiciones de uso y de seguridad. Por este motivo serán también los encargados de contratar a un técnico competente que someta a su edificio a la inspección técnica. En el caso de que sea un edificio de viviendas (régimen de propiedad horizontal) esta obligación se cumplirá a través de la comunidad de propietarios.

En el caso de que el técnico determine que el edificio necesita cualquier tipo de intervención para reparar posibles defectos, los propietarios serán los encargados de sufragar los gastos de la reparación o mantenimiento que se precisen.

Cuando para subsanar los defectos encontrados sea necesaria una obra mayor, deberán contratar a un técnico que redacte el proyecto de ejecución necesario para la intervención.

¿Quién debe realizar el  ITE?

Son técnicos competentes para la redacción del informe ITE los arquitectos, los arquitectos técnicos o aparejadores y, en el caso de edificaciones industriales, también los ingenieros.

¿Qué pasa si no se realiza el  ITE?

Las normativas de cada ayuntamiento o región establecen unas cuantías para las multas en el caso de que los propietarios de las edificaciones no hubieran pasado la revisión a sus edificios. Además de la correspondiente multa, las administraciones obligarían a los propietarios del edificio a presentar el informe ITE en un determinado plazo de tiempo.

¿Qué edificios deben pasar el  ITE?

Todas las edificaciones deberán pasar tarde o temprano la inspección técnica del edificio para garantizar su estado de conservación. Así pues, serán edificaciones afectadas por la ITE tanto las destinadas a vivienda, como  las que se destinen a otros usos (oficinas, naves industriales, locales, etc).

En el caso de los edificios destinados a vivienda, el informe ITE cobra mayor relevancia. Debemos ser conscientes de la importancia que tiene asegurar el buen estado de salud de nuestra vivienda, ya que en la mayoría de los casos es la inversión más significativa  que realizamos en nuestra vida. Por este motivo, deberemos asegurarnos  de que nuestro edificio se encuentra en buenas condiciones para perdurar en el tiempo siendo capaz de conservar  su funcionalidad.

¿Cuándo debo  pasar el  ITE?

La ITE deberá realizarse una vez el edificio ha alcanzado una cierta edad, al igual que vamos al médico a que nos  hagan revisiones médicas, o pasamos la ITV de nuestros coches o motos. La edad del edificio a partir de la cual  deberá pasar su inspección depende de la normativa de cada ayuntamiento o comunidad autónoma. En el caso de que estos no tengan ninguna normativa específica al respecto, en municipios con una población superior a 25.000  personas, todo edificio de antigüedad superior a 50 años deberá pasar la inspección técnica del edificio.

La ITE, al igual que su homóloga ITV en los coches, es una inspección periódica, por lo tanto deberá volver a  realizarse cada cierto tiempo en las edificaciones afectadas por la ITE. El periodo de vigencia de la ITE estará determinado por la normativa de cada municipio o región siendo necesario tras este periodo volver a realizar una  nueva inspección para garantizar que el edificio sigue en un buen estado de conservación siendo capaz de  mantener su funcionalidad en un estado óptimo de seguridad. Ante cualquier duda respecto a cuando debería pasar su inmueble la inspección técnica del edificio, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

¿Qué elementos inspecciona el  ITE?

Los elementos a analizar en la ITE suelen estar establecidos por cada ordenanza municipal, pero por lo general, el  desarrollo de la inspección se basa en un reconocimiento visual en el que se debe detectar, identificar y calificar  las lesiones (fisuras, grietas, humedades, desprendimientos…) en los diferentes elementos constructivos e  instalaciones, que puedan afectar a la seguridad y funcionalidad del edificio, así como a su vida útil.

Los elementos constructivos a analizar son los siguientes:

  1. Cimentación y estructura. Daños que tengan origen o afecten a la cimentación o la estructura (vigas, forjados, muros de carga) que puedan poner en peligro la estabilidad del edificio. Daños como las fisuras en vigas, pilares o muros, la flecha de forjados, etc. deberán ser analizados y reparados.
  2. Fachadas  y elementos susceptibles de desprendimientos. Estanqueidad y estabilidad en fachadas exteriores, interiores (patios), medianeras, petos, terrazas y balcones o cualquier otro elemento susceptible de desprendimiento que pueda atentar contra la seguridad.
  3. Cubiertas, azoteas y voladizos. Estanqueidad y estabilidad en los elementos de cubrición.  Instalaciones (suministro de agua, evacuación de agua y suministro eléctrico).
  4. Instalaciones de suministro de agua, evacuación de agua y suministro eléctrico.
  5. Elementos de accesibilidad. Escaleras y ascensores.

Importante

El técnico redactor analizará todos los elementos citados a través de una inspección visual, tras lo cual informará de las lesiones encontradas. Si a juicio de éste, fuesen necesarias la realización de ensayos, tomas de muestras o  testigos, o de un estudio patológico de mayor profundidad que la inspección visual para la ITE, se hará constar en el correspondiente informe.

Es importante tener en cuenta que la ITE, al ser una inspección visual,  no tiene la misión de detectar posibles vicios ocultos, ni de prever causas sobrevenidas, sino sólo localizar las posibles patologías que se puedan observar a simple vista, sin realizar un estudio más profundo, el cual, si fuera necesario, debería encargarse como un estudio patológico aparte.

Ventajas de realizar la ITE

  1. La I.T.E. alarga la vida de su edificio, manteniéndolo en óptimas condiciones de seguridad y habitabilidad.
  2. Evita daños materiales y riesgos físicos para las personas.
  3. Si va a vender una vivienda, el certificado de la ITE le garantiza la seguridad y habitabilidad del edificio, lo que se traduce en la revalorización de la vivienda.

Ventajas de contratarla con nosotros

Contamos con los técnicos competentes para las inspecciones, como son el arquitecto y el arquitecto técnico.

Nuestro presupuesto se ajusta a las condiciones de su edificio, para que resulte lo más económico posible.

Asesoramiento gratuito especializado si fuera necesario en posibles actuaciones a realizar con posterioridad.

Descuentos especiales en posibles proyectos de rehabilitación, si fueran necesarios.

Anuncios